PALESTINA, EL MURO

Debido al Corona Virus, una vez en Ramallah tuvimos que permanecer aislados en un apartamento. Aunque pudimos conocer alguna organización y realizar algunas entrevistas, casi todo el programa se vino abajo. Uno de los días ibamos a una manifestación en contra del muro, pero se suspendió y en mente estaba ir grabando imágenes del muro a lo largo del viaje para mostraros lo imponente y amenazador que es. La paradoja es que los palestinos en busca de trabajo para salir adelante, son los que lo están construyendo. La noche anterior a regresar nos escapamos cinco calles más allá donde se intuía el muro. Lo poco que pudimos ver fue terrible. No entra en la cabeza de nadie que en pleno siglo XXI, se permita que un país encierre a otro con 725km y el resto de gobiernos no lo impidan.

PALESTINA, DEMOLICIÓN DE UNA CASA

El primer día en Ramallah, asistimos a una rueda de prensa. En ella la madre de un chico que está en prisión se quejaba de las medidas punitivas isrealíes. Su hijo está en prisión desde hace meses por un delito sin cargos demostrados, el castigo a parte de las torturas, la prisión, es el de demoler la casa familiar y quedarse con el terreno. Son medidas medievales y la sociedad internacional no hace nada por evitar este atropello.

PALESTINA, MICHAEL WARSCHAWSKI

Michel Warschawski creció en Estrasburgo.  A los 16 años decidió irse a Jerusalén, y allí hizo estudios talmúdicos. En 1967 comienza a militar en la hoy desaparecida organización trotkista y antisionista conocida como Matzpen. En 1984 crea el Centro de Información Alternativa (AIC), formado por israelíes y palestinos contrarios a la política israelí en la Franja de Gaza y Cisjordania.  Cinco años más tarde será condenado a 20 meses de prisión por haber imprimido panfletos en apoyo al Frente Popular para la Liberación de Palestina –considerado una organización terrorista por los Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá​ y la propia Israel– y tras su liberación ha continuado militando en la AIC.

PALESTINA, BDS

El día que llegamos a Ramallah pudimos conocer el BDS, que en resumen es el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) trabaja para terminar con el apoyo internacional a la opresión de los palestinos por parte de Israel y presionar a Israel para que cumpla con el derecho internacional. A este movimiento podemos unirnos desde nuestras casas y es muy sencillo, para más información mirad en su web.

 

PALESTINA, VALLE DEL JORDÁN CON EL UAWC

Desde Ramallah, fuimos al Valle del Jordán de la mano de trabajadores del UAWC, que son el comite de agricultores de Palestina. Una vez allá nos enseñaron el día a día de lo que es vivir en Palestina con un 63% de la tierra ocupada por Israel, con el 85% de los recursos naturales consumidos por colonos, con la privación de acceder a los mejores recursos, con las prácticas militares, con la destrucción de cosechas impunemente por parte de los israelíes. Nuestra idea era conocer de primera mano la labor del UAWC en Hebrón, pero tuvimos que regresar antes de tiempo.

PALESTINA LLEGADA

El 1 de marzo llegamos a Jerusalén para realizar un proyecto de sensibilización sobre la realidad palestina. Teníamos un calendario de quince días elaborado gracias a Lidón Soriano. Visitas a organizaciones en Ramallah, Nablús, Hebrón, Belén y Jerusalén. El Covid sonaba en los medios, pero como algo lejano. Justo el día que cruzamos a Ramallah hubieron casos en Belén y todo cambió. Se suspendieron las citas, se prohibió la movilidad y se decretó el estado de emergencia. Los palestinos estaban más incómodos que felices con nuestra presencia y los vuelos se cancelaban por momentos, el día 10 regresamos con casi todo el proyecto por realizar, pero alguna entrevista pudimos hacer. Os iré subiendo las pocas que hicimos.