NUNCA ES TARDE

El viernes fuimos a Bilbao porque dos de los vídeos que hice sobre los derechos humanos en la Educación habían pasado a la final. La sorpresa fue que uno de ellos quedó en segundo lugar. Cómo siempre digo, lo importante es el mensaje y estos premios son un estímulo para seguir creando historias que hagan reflexionar.

Muchas gracias a Zara, su hija y Adrian, por actuar. A mis amigos Iker e Iñaki con los que hice el corto y a Unesco Etxea por organizar este tipo de eventos para que los derechos humanos tengan su minuto de denuncia.
El año que viene más.

PREMIO UNESKO ETXEA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s