Palestina

Muro

Palestina era un destino al que queríamos ir hace mucho tiempo. Es una de tantas realidades olvidadas y de la que recibimos poca y mala información. La vulneración de derechos es terrible, pero queríamos ser testigos y trasmisores de ello. El plan inicial era ir con bicicletas para recorrer de manera sostenible y después dejarlas, pero nos encontramos con dos trabas, las aduanas isrealíes y la dificultad de movernos por las carreteras, controladas por las autoridades isrealíes. Descartada esa opción, nos moveríamos en trasnporte local.

Gracias a Lidon Soriano, activista que ha participado en más de veinte proyectos allá, con mucho conocimiento y contactos, nos ayudo con el programa. Visitaríamos numerosas organizaciones. También asistiríamos a actividades en contra del muro, dormiríamos en campos de refugiados y entrevistaríamos a personas. El plan era perfecto, un grupo de ocho personas llegamos a Jerusalén el 1 de marzo de 2020. Dos semanas de programa y otras dos para ayudar en alguna de las organizaciones que necesitasen una mano.

Todo marchaba según lo previsto y conocimos a diferentes personas y organizaciones en Jerusalén y Ramallah, pero el 6 de marzo se decretó el estado de emergencia debido al Covid-19 y nos quedamos estancados en un apartamento de Ramallah. Todos los trasnportes prohibidos para extranjeros, todas las actividades suspendidas y nuestro regreso en peligro. Gracias a Naama, una antisionista israelí, que conocimos el primer día, pudimos salir por uno de los controles destinado a colonos y la noche del 10 regresar a España con mucho por contar. Estamos convencidos de que haremos segunda parte del proyecto, ya que lo poco que compartimos allá, fue suficiente para saber que nos ocultan muchas cosas y que necesitan más que nunca que difundamos su causa.

Este fue el reportaje que nos hizo Ahötsa y debajo los vídeos que iba haciendo cada día.