ARTÍCULO VIAJE MARRUECOS

Al finalizar el viaje de Marruecos en bicicleta que realicé para recaudar fondos por el orfanato en la isla de Mfangano, Sonsoles Echávarren, escribió este artículo para contarlo. 

El bombero Xabi Luna ha recorrido durante cinco semanas España y Marruecos en bicicleta para recaudar fondos para una escuela en Kenia. No ha sido su primera aventura de este tipo.

Xabi ha vuelto otra vez a enfundarse la ropa de ciclista y a pedalear sin descanso Un día y otro. Y así hasta 37 seguidos. El 3 de mayo salió de Pamplona y el sábado pasado regresó “agotado pero muy contento”. Han sido 1.500 kilómetros solidarios con un único objetivo: recaudar fondos para la construcción de una escuela en Kenia y ayudar a la manutención de los treinta pequeños que allí se van a escolarizar. Para este vecino de Mutilva y de 38 años, no es su primera aventura sobre ruedas. El verano pasado recorrió, también pedaleando, los 4.000 kilómetros que separan Atenas (Grecia) de Estocolmo (Suecia). En esa ocasión, con el fin de recaudar fondos para los refugiados. Ahora ha creado su propia asociación, Y os lo cuento (yoslocuento.org, también con perfil en Facebook), donde relata sus andanzas y anima a colaborar. Hasta el momento, ha recaudado 1.500 euros y se puede seguir aportando hasta octubre.

Al igual que el pasado verano, ha ido “improvisando sobre la marcha” y ha dormido en su tienda de campaña. “La idea es que yo pedaleo y cada uno aporta lo que puede. Además de recaudar fondos es importante dar visibilidad a una realidad social (refugiados, niños de Kenia…) para concienciar a la población”, apunta este bombero que viaja durante sus vacaciones. Por eso, además del viaje, insiste, es fundamental “contar” lo que vive. Así lo va narrando en su perfil de Facebook y en las charlas que imparte en colegios, bibliotecas y centros cívicos… a su vuelta a Navarra. Este sábado, a las 11 horas, ha organizado un taller de yoga solidario en Pamplona (calle Cataluña 2, Lezkairu).

En España, pedaleó unos 200 kilómetros (de Soria a Madrid) y se trasladó hasta Málaga en autobús. Una vez allí, cruzó en ferri a Melilla y emprendió la aventura africana con dos amigos, Nestor Yugero que conciencia sobre la donación de médula y Pablo Calvo, un exbombero de Gijón, y la perra de este, Hippie, con el proyecto bikecanine.org. Su itinerario fue Melilla, Azrou, Khenifra, Meknesm, Chaouen, Tetuán, Ceuta, Rabat, Essaouira y Marrakech en 21 etapas. “La experiencia ha sido muy buena. La gente nos preguntaba qué hacíamos, se interesaban y eran muy hospitalarios”.

Como el día en que el imán de una mezquita próxima a Chaouen (conocida como la ciudad azul), les invitó a dormir dentro del edificio. “Pero, como era el Ramadán, preferimos dormir fuera para no molestar. Al día siguiente, vino el imán con seis personas para invitarnos a desayunar y comer en una casa”. Precisamente, la celebración del Ramadán (mes sagrado para los musulmanes, en el que no comen ni beben hasta que se pone el sol) supuso para Luna algunos contratiempos. “Aunque algunos comercios abrían, era muy difícil comprar comida o agua embotellada durante el día. Y ha sido bastante durillo, con temperaturas de 40 grados”.

Este verano, seguirá organizando actividades solidarias para recaudar más fondos para sumar a la cantidad que llevará a Kenia. A la isla de Mfangano, al este del Lago Victoria. Allí viven unas 30.000 personas, sobre todo pescadores. Así el dinero recaudado en África revertirá en el mismo continente donde Luna sueña con su nuevo reto: subir el Monte Kenia, el más alto del país, y el segundo de África, tras el Kilimanjaro, en Tanzania.

Ya ha recaudado 1.500 euros tras su viaje, “menos de lo esperado” por lo que anima a seguir donando. El dinero se destinará de manera íntegra a la construcción de una escuela en Kenia. Se trata de un proyecto impulsado por la barcelonesa Sandra Borrás García, de la asociación Índigo, que planea dotar de esta infraestructura a la isla de Mfangano, en Kenia, al este del lago Victoria. Además de la edificación, se precisa también una cantidad de unos mil euros al mes para correr con la manutención de los pequeños (30 euros por cada uno de los 30 niños). Xabi Luna viajará hasta Kenia el próximo noviembre para llevar el dinero recaudado y conocer el proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s