Pedaladas por Mfangano.

El viaje hasta Marrakech comenzó unos días más tarde de lo esperado. Con todo preparado, la misma noche antes de iniciar el viaje, tuvieron que hospitalizarme. Aún convaleciente, supe que mi mejor medicina era dar pedaladas. Unos días más tarde llegué a Madrid y compartí parte de la experiencia con Nestor y Pablo. Más de dos semanas recorriendo el norte de Marruecos y separando nuestros caminos en Ceuta. Desde allí continué sólo y compartí los últimos días de viaje con Sheila. De las primeras semanas, Pablo hizo todos los vídeos que os pongo debajo. Del resto sólo hice fotos y quizá algún día edite los pocos vídeos que hice.

Este artículo escribieron sobre la experiencia vivida en el Diario de Navarra.