FARAH AL KAISI

Farah Al Kaisi

El 5 de julio llegué a Axioupouli. Esa misma noche antes de ir a los campos de Tesalónica conocí a Farah, esta joven iraquí que no perdió la sonrisa ni un segundo los tres días que hablé con ella. Me encantó conocerla y espero que cumpla sus sueños.

Nació en Baghdad hace 32 años. Allí trabajaba traduciendo para la Cruz Roja y además era voluntaria.

Empezó su viaje desde Baghdad el 19 de febrero de 2016. Aterrizó en Estambul. Allí buscaron a un traficante para que les ayudase a cruzar Europa. A los 6 días encontraron a alguien que nos podía llevar a través de la frontera turca por tierra. No querían hacerlo por mar porque tenían mucho miedo. Además en febrero hacía mucho frío y llovía. Al final nos llevó con furgoneta hacia la frontera bulgara y nos dejó a dos kilómetros porque el camino estaba embarrado y la frugoneta no avanazaba. Tratamos ir a pie, pero no era fácil y tuvimos que desistir. Eso nos ocurrió dos veces. El precio para llegar a Serbia a través de Bulgaria por persona era de 3500€.

Después empezamos a ver que iba a ser muy difícil y pensamos en hacerlo por mar. Y encontramos a otro traficante que lo haría por 1000€ cada uno.

Un día en la noche, vino y dijo que estuviésemos listos en dos horas. Y nos llevó a otra ciudad en camión con otras 50 personas. Como a animales y con niños recién nacidos. Estabamos agobiados de viajar hacinados en ese camión por más de séis horas, le pedimos que parase para tomar algo el aire, pero no paró porque la policía no seguía y el conductor no paraba temiendo que nos pillaran.

Entonces llegamos a Izmir y en el hotel el traficante nos decía de pagar por adelantado y le pagamos. Decía que estaríamos en Grecia en menos de una hora. Se fue con nuestro dinero, tratamos localizarle pero no respondía y lo perdimos todo, en ese momento estabamos jodidos

Todo estaba en contra, pero que podíamos hacer, buscamos otro traficante y negociamos pasar en cuatro días por 7000€ todos. Y esta vez sí que llegamos. Cruzamos el mar el 20 de febrero y llegamos a las 0:30. Estábamos entre el miedo del mar, de que nos esperaba al otro lado y la esperanza de poder llegar y estar a salvo.

Queremos ir a suecia pero no podemos. La vida en Irak es imposible y desesperante. He perdido a la familia de mi tio. Mi padre es un general del ejercito constantemente amenazado

He perdido toda la esperanza y tendré que regresar a Jordania. Aunque he aprendido una gran lección con esta experiencia, he visto otra cara de la vida que no conocía.

Me gustaría decirle a Europa que no olviden su historia, porque una vez fueron refugiados y nunca se sabe si puede pasar otra vez en el futuro.

Lo único que quiero es sentirme segura y feliz.

[paypal-donation]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s