Etapa 24: Berlín-Nauen-Dargardt

Con el gran sabor de boca que nos ha dejado Berlín, vamos dirección Hamburgo a la espera de una experiencia similar. Hoy nos quedamos en un pequeño pueblo a mitad de camino, Dargardt.

El día amanece lluvioso y se mantiene así casi toda la etapa. Nos despedimos de la gente del hostel. Y agradezco la casualidad de haber dormido ahí, ya que me ha brindado la posibilidad de conocer uno de los campos de cerca.

Vamos a la estación de tren, yo saldré en Nauen, un pueblito a las afueras de Berlín y Sheila seguirá hasta Karstädt. A las 10:00 salgo de la estación y el cielo no tiene compasión. Un txirimiri constante que no ha cesado en toda la etapa. Ni la lluvia me ha permitido hacer fotos, ni parar mucho, así que sólo hago dos paradas, una a los 60km en Kyrtz y otra a los 95km en Perleberg. La lluvia y el viento no son buenos compañeros, incluso traen consigo que te obligan a rodar más rápido y no terminas de degustar ni el paisaje ni sus gentes.

Hoy hacemos nuestro primer couchsurfing, en una casa en un pueblo. Una familia encantadora que me recibe con pasteles y un té caliente. Cuesta dejar la conversación y ponerse con la tarea diaria. El hijo mayor se interesa y me hace preguntas interesantes sobre lo que sucede con los refugiados en su país. Una de ellas es por qué si escapan de la guerra, son tan selectivos a la hora de elegir los países y los lugares y no se quedan en cualquier sitio. Mi respuesta, que no sé si es correcta, es la siguiente. Primero, la recepción a ellos no les reciben igual en cualquier sitio, segundo llegan sin saber el idioma y a donde ir, lo normal es que vayan a las ciudades grandes donde habrá más organizaciones que les puedan ayudar y tercero, seguro que si supiesen que en pueblos del centro de Alemania hay casas vacías y puestos de trabajo en el campo, irían encantados, pero no hay una base de datos de pueblos ni a nivel de países ni europea que muestre las ofertas que hay.

Con lo que hoy descansamos en una pequeña casa rural mirando a la ventana, porque el pronóstico para llegar a Hamburgo es el mismo, horas bajo la fina lluvia.

Han salido 117km muy bonitos, pero poco disfrutados. El Elba sigue acompañándome a la izquierda de la carretera y ya he dejado Sajonia y me mantengo en Brandermburgo.

[paypal-donation]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s