HASSAN EL FARES Y MALAK NASER

Hassan y Malak

A Hassan y Malak los conocí en Mutilva. Es una pareja que ha conseguido asilo en nuestro valle. Jóvenes y cuando les entrevisté comenzaba a ver en sus miradas un poco de esperanza.

HASSAN ELFARES, MALAK NASER Y NIÑA (27,20, MESES) ALLEPO, SIRIA

Son una pareja joven, él 27 y ella 20. Viajan con nuna hija de meses. El era marinero y descargaba camiones, y ella ama de casa.

Como tenían que estar de preocupados y de desesperados para decidir huir a los 15 días de nacer su hija. En enero de 2016 deciden dejar Siria. A lo largo de la guerra se desplazáron hasta tres veces de sitio para evitarla y como veían que la guerra no terminaba, ven que escapar con su hija es lo mejor para los tres. “Es muy difícil viajar con una niña de quince días, pero más vivir bajo las bombas”.

Además sabe que el servicio militar podía reclutarle. Hassan no quiere con ninguna facción, no quiere hacer daño a nadie.

Toda la familia de los dos han conseguido salir en mayo de Siria y están en Turquía con el deseo de llegar a Europa. Para llegar hasta Grecia tienen que pasar por las manos de muchos traficantes. Uno para frontera, otro para caminar por la frontera, otro para cruzarla, otro para llegar hasta la ciudad de Turquía. Para llegar a Mitilene gastaron 3500€. Cruzaron el mar desde Ismir, 3 horas de noche y con mucho frío. De ahí un ferry a Atenas. Allí había  un programa de reubicación del praxis. Tocó cruzar los dedos y esperar. A los 9 días les hacieron entrevista. Al mes y medio les llaman para firmar y un mes más tarde, reconocimiento médico. Les hacieron elegir entre ocho países, pero justo el programa les llama desde uno que no eligieron, España, pero ellos no lo dudaron. “Que remedio… Lo que queremos es vivir tranquilos”. Aunque ahora no se arrepienten, y eso que su hermano está en Alemania.

Al llegar a Madrid montan en bus a Navarra. Eso fue el 31 de mayo.

Me hablaron de la guerra y me decían que en su momento tenía sentido con la primavera árabe, quizá cambiar el sistema, pero años de guerra ya no tienen sentido. Se ha perdido la verdadera razón y ahora sólo hay intereses. Es una locura ver como un niño de 14 años te pide con un fusil el DNI. Y si no lo tienes te puede llevar preso. Mucha gente ha salido de su casa para buscar comida y al volver se la han saqueado.

Hasta cierto punto entiende el cierre de fronteras, se pone en el lugar de Europa y llegan millones de personas, entiende que se haga para dispersar el flujo. El piensa que se puede hacer ese programa de reubicación ya en Turquía, sin someterles al riesgo de morir en el mar, sin ponerlos en manos de traficantes para hacerlo y perder tanto dinero, sin estancarlos en campos en Grecia.

Ha llegado a odiar Siria, no quiere volver. Ahorró mucho para salir y el siempre aconseja salir de allí. “Esta generación está destrozada y aún quedan muchos niños por venir. Cuantos más vienen menos futuro tenemos”.

El sabe que hay problemas en todos los países, pero los problemas hay que hablarlos, la guerra no es la solución.

“Ya no soy capaz de tener sueños, mi país ya no existe, incluso teniendo estabilidad aquí, saber a tu familia lejos y que mucha gente sigue sufriendo, no me deja pensar en querer conseguir sueños. Ahora lo que quiere es estar tranquilo, seguro y bien”.

[paypal-donation]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s