MAHMUD ALI

Mahmud Ali

A Mahmud lo conocí en el puerto del Pireo de Atenas. Bajo el puente de la autopista me abre su tienda de campaña de 2×2 y nos sentamos a conversar un rato.

Con 21 años estudiaba sociología en la universidad de Damascos, Siria. Hasta que en noviembre de 2014 decide salir porque le llamaron a filas. Viaja solo y tuve que dejar a su familia allí, incluso a su prometida que no ve desde entonces.

Sale de forma legal desde el puerto de Tartús hasta Mersín en Turquía. Primero trabajo un día recogiendo fruta y después en una fábrica de ropa un mes. Estuvo un tiempo con gente que conocía de Siria, pero sufrió los bajos salarios y como le pedían alquiler y al estar dos meses sin dinero casi vuelve a Siria. En ese sitio le pagaban 1,5€ al día, era humillante. Hasta que consiguió trabajar en un restaurante, eso sí, todos los días 14 horas por una miseria. Suficiente para ahorrar, pero no mucho porque enviaba parte a su familia. De ahí fue a Estambul, donde un traficante les iba a sacar en barca. La noche que escogió hacía muy malo y todos se rebelaron. Les llevó a otro sitio a 10 horas en bus. Y a las 11 de la mañana, junto con otras tres barcas les hacen salir. Al comienzo se cruzan con un guardacostas, ellos lo esquivan pero atropella una de las tres barcas y la vuelca. 13 de las personas que iban en la otra barca murieron. Ellos continuaban, pero su barca estaba rota y se hundía, pasaron el limite fronterizo y todos flotaban en el mar. Una mujer mayor y un niño murieron y el resto estuvieron dos horas en el mar helado hasta que un guardacostas griego les rescató. Les llevaron primero a una isla y de ahí a Quíos. Estuvo diez días y fue a Atenas. Desde el primer día está en el Pireo.

Espera que abran las fronteras y poder ir a Holanda para seguir estudiando y donde dicen que el proceso de asilo es mejor.

Durante la guerra se esforzaba por sus estudios, pero es muy difícil con bombas de por medio. Muchos amigos murieron. Su deseo es que su país mejore, pero cree que es imposible. Por ejemplo su tío fue arrestado sin razón en 2013. No supieron nada de él hasta que un año después les dicen que murió en la cárcel torturado.

Como sociólogo ve que Europa es una gran mentira de la democracia y los derechos humanos. ¿Por qué nos dejan vivir y morir así? Puede que esto haga una sociedad más egoísta que no quiera ayudar a nadie y menos a los europeos porque los odien. Esto puede crear una fractura aún mayor entre estas dos culturas.

Las peleas que hay entre comunidades son culpa de unos pocos que arrastran al resto, pero si las condiciones fueran normales y la gente estuviera bien, no ocurrirían.

A las siguientes generaciones les pido que cuiden de sus países, nadie sabe lo que tiene hasta que sale. Armamos a la gente y destruimos lo que tenemos. Yo respeto otras culturas, creo que haya donde pises debes hacerlo con respeto. Sueño con juntarme con mi familia y conocidos, sobre todo con mi prometida, es muy duro estar solo.

[paypal-donation]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s