Belgrado y sus campos

He dedicado dos días a Belgrado para ver la llegada, estancia y marcha de los refugiados en esta ciudad. 

Este viaje en la medida de lo posible está enfocado a ver lugares donde hay campos de refugiados o a los propios refugiados en su camino. No es fácil localizarlos al viajar en bici. Pero Serbia ha supuesto un escalón más para contextualizar esta situación en Europa.

A veces uno tiene la suerte de que su camino se cruce con un amigo. En mi caso Gustavo, un fotógrafo mexicano que lleva más de un año con un proyecto de foto de guerra en paises como Turquía, Serbia, Croacia, Grecia… He compartido con él dos días de reflexión y contacto refugiado. Gracias a Lisa, una chica de DRC, una ong danesa, hemos podido hablar con Stiof, de la sección noruega de esa ong. Stiof y Mirjana, las dos de NRC, nos han dedicado su tiempo sin dudarlo para enseñarnos, presentarnos y explicarnos como están los refugiados en este país y el problema en los limítrofes.

Para haceros una idea, En Serbia hay campos en cada frontera, Presevo, Sid, Dimitrovgrad y Subótica, también en Belgrado. Que ocurre con estos campos. Que son más de tránsito que de asentamiento. Los refugiados siguen camino hacia su objetivo alemán o sueco. No quieren quedarse con lo que los campos a nivel humano son muy cambiantes. La cuestión es que no es fácil seguir camino por la política de fronteras cerradas y sobre todo por los países limítrofes.

Muchos de ellos llegan aquí por Bulgaria, a través de traficantes. He visto como muchos llegan golpeados. Cuando les preguntas: “La policia búlgara nos ha quitado el dinero, papeles y nos ha pegado”. No logro entender que pasa por la cabeza de una persona para abusar de alguien que arriesga su vida para escapar de una guerra, que ha perdido todo para pagar a unos traficantes y que está absolutamente confuso. Según me dice Mirjana es una medida disuasoria para que no pasen por ahí. Al igual que en Hungría que han aprobado una ley para devolverlos a Serbia si están dentro de los 8km desde la frontera, aunque han llegado a devolver desde Budapest. Croacia tampoco es muy amigable. Así que los refugiados llegan a un país que les acoge, pero donde no hay grandes asentamientos debido a que tienen el objetivo claro de seguir.

En la ciudad de Belgrado hay más o menos unos 400 refugiados. Hay un info center donde reparten folletos en varios idiomas.  Cerca de ese establecimiento,  un parque que se llama el Info Park, ahí hay una caseta en la que de vez en cuando hay médicos, y otra donde se da información para solicitar asilo o cualquier otra cosa relacionada. También donde se hacen los repartos de ropa y comida. Cerca está el Afghan park, ahí es donde los que no quieren ir a un campo que hay a 6km, duermen. Pero no les dejan poner tiendas de campañan, con lo que imaginaros lo que es dormir en el suelo día tras día a la espera de una solución. Algo curioso es que en ambos parques les dejan estar en una mitad, la otra parte no la pueden pisar (la cuestión es marcar siempre límites). Entre los dos hay un edificio donde pueden ir familias y niños solos. Ahí hay otro almacén de ropa y se hacen actividades. Les ayuda a tener un sitio donde refugiarse y sentirse arropados. Antes estaba en un solar cercano, pero como el ayuntamiento piensa edificar pronto decidió derruirlo todo y ahora es escombros. En ese solar hay una vaya que puso un restaurante para que los clientes no tuvieran que ver a los refugiados pasar. Lo que siempre digo, si algo no lo vemos, no existe y no me golpea la conciencia.

Lo bueno y malo de Belgrado es saber que los refugiados están ahí y que la gente les ayuda. Pensaba que con la política de fronteras cerradas estarían ocultos por bosques buscando su oportunidad, pero por lo menos hay una respuesta.

Ayer me contaba un chico afgano que en el info park casi el 25% de los que veía eran smoglers (traficantes). Algunos oficiales, otros captados a la fuerza para traficar. Qué tiene que ser estar esperando a que te den comida y que el de delante tuya se haya lucrado con personas de ese mismo lugar. El mismo chico me decía que esa noche un traficante les iba a llevar a Austria. No sé como la buracracia puede estancar a miles de personas en las fronteras, pero sin embargo un traficante puede pasarte fronteras y hacerte papeles por un módico precio. Detrás de esos papeles hay funcionarios y autoridades sobornadas.

Otros chicos, muy jóvenes no llegarían a 20 habían llegado esa mañana, llenos de golpes. Les acompañamos a la caseta del médico y eran un poema. Además los pies de todos estaban destrozados, blancos de la humedad de caminar con un mal calzado durante días por los bosques. Heridas en los brazos infectadas y para rematar golpes en la frontera búlgara. Pensad en los jóvenes de vuestro barrio forzados a ser hombres que huyen desde Afganistan durante meses, son sometidos a esos sufrimientos y para mejorarlo dormir en parques y mendigar comida.

Hay muchos detalles que me habré dejado, pero lo importante es saber que en Serbia aunque en Belgrado las condiciones no son las mejores, hay mucha gente que les acoge y trabaja pensando en ellos. Que hay muchos campos de tránsito en Europa. Y que el flujo de refugiados no cesa. Así que ya es hora de cambiar la política actual.

[paypal-donation]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s