Etapa 4: Larisa-Katerini

La etapa de hoy me ha dejado muy buen sabor de boca, sé positivo y te pasarán cosas positivas.

A la noche ya pensé mirando la rueda, que lo mejor iba a ser tratar de arreglarla antes de salir. Así que hoy he podido dormir más. A las 8:00 me he puesto a pasear buscando una tienda de bicis. Uno me decía que mañana, otro que su hermano era el mejor mecánico de Grecia, pero que estaba en la cama con resaca, y el tercero me ha dicho que sí. Así que a las 11:30 la bici ya estaba lista para llevarme hasta Katerini.

La etapa ha sido llana, pero el viento proveniente del mar que subía por el valle me ha frenado los primeros 50. Un par de paradas a la sombra y tampoco he podido disfrutar mucho del paisaje porque la carretera era una nacional muy transitada por camiones. Paso de Tesalia a Macedonia.

Por fin he llegado a la costa y ahí ha cambiado todo, el mar a la derecha, casi sin coches y a pesar de que el freno me roza y de que se me ha roto la parrilla, diría que ha sido un buen final. En un momento dado veo el cartel de bienvenido a Macedonia. Estaba seguro de que no me he pasado de frenada, pero el cartel ha sido impactante. Me alucina de Grecia, que no ha habido sitio donde me pare a hacer algo, en el que una persona no haya aparecido preguntando si necesitaba ayuda. Hoy Bill ha salido del hotel a traerme un botellín mientras arreglaba la parrilla. Eso te levanta el ánimo mucho. Quería acabar la etapa, pero me he quedado hablando media hora con ellos. También me pregunto si la discriminación positiva por ser europeo influye. Me parece tan injusto que mucha gente esté haciendo este mismo viaje, escapando de la guerra y buscando un sitio seguro y que los gobiernos no salgana darles un botellín de agua fresco y tenderles la mano.

Desde ahí hasta Katerini me quedaban 46km. Han sido rápidos. He buscado un campo de refugiados que supuestamente estaba en el Cmaping Nireias, pero ya lo han desmantelado. Lo que no se ve, no existe.

En Katerini, me alojo en la casa de un griego y una malaya. Les he preguntado por un sitio para comer algo y en el tiempo que he bajado a por mis cosas y he subido en la puerta de la habitación me esperaba un plato con pan, queso y un verduras exquisitas. Así uno termina los 97km de otra manera.

[paypal-donation]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s