Primer día de ruta: Atenas-Aliartos

image

Ahora sí, ya puedo decir que estoy pedaleando por los refugiados.

Justo al salir de la casa, ha venido el dueño para coger unas cosas antes de un viaje, su destino, Quíos. Él es de ahí y me dice que si quiero ir con él. No me hubiera importado, ahora hay unos cuantos amigos colaborando allí. A las  8:00 de la mañana metía la bici en el metro para salir de Atenas. Y más vale que se me ha ocurrido hacerlo, sólo salir ha sido una hora y media dentro del vagón, entre callejear sin conocer la ciudad con miles de coches y los kilómetros que son, me habría llevado casi tres horas desesperantes.

Me despido de Atenas y dejo la visita turística para más adelante. El tren me deja en Aspropyrgos. Salgo y en ese momento ya es oficial, el proyecto ya rueda. Foto de rigor y a situarme en Grecia. Objetivo, llegar a Aliartos. Gracias al buen consejo de mi amigo Luis, la aplicación Here maps, creo que me va a salvar la vida. Puedes navegar offline y funciona de maravilla. El primer destino es Panorama. Sobre el mapa se ve cerca, 27 km, pero sobre el asfalto… Dos puertos uno de ellos en plato pequeño. Antes de llegar a panorma y arriba del segundo puerto me he parado en un bar porque era un trapo. ¡Qué forma de sudar! Me he bebido en ese baño el Egeo. He comido algo, he tomado un frape, para los que no sepáis, yo no soy cafetero y entran que da gusto. Un vaso grande con hielos, cafe, azucar y leche cremosa…

Un rato después he conseguido bajar el calor de la cabeza y recuperar sensaciones. Siguiente destino Erythres. Y otro puerto a plato pequeño. ¡Qué estreno! Por si fuera poco, la constante en la ruta han sido varias cosas. Los camiones, cientos, he escogido la carretera secundaria más transitada del mundo. El sonido de las cigarras intentando refrescarse. Paisajes de pinos y campos de cereales. Verdes y amarillos como un cuadro de Van Gogh. El agua a unos 40º. Creo que he bebido unos cinco litros en 4:30 que he estado sobre la bici. Era beber y secarse la boca conforme dejaba el botellín. Y con la solana que hace hoy he bebido té sin sabor. Los tuareg beben té en el desierto para no sudar, o eso dicen, porque mi camiseta era un charco.

En Erythres me he sentado a la sombra, pintxo, refresco y chocolatina. Quedaba lo mejor de la etapa, 33km picando hacia abajo.

Así que han ido pasando pueblos griegos, agrícolas, con puestos de frutas en el camino y santuarios de vez en cuando a pie de carretera hasta cubrir los 87km de etapa.

He llegado a Aliartos ocho horas después de haber salido de la casa de Atenas. En el primer sitio que pregunto, una chica muy amable me indica donde está el único hotel del pueblo. Me dice que regatee, que seguro pone precio alto. Así que voy y está cerrado. No pasan muchos turistas, pero al llamar el teléfono contesta un hombre y hoy seré el único inquilino del pueblo y efectivamente, a mitad de precio del inicial, buen consejo.

[paypal-donation]

 

8 respuestas a “Primer día de ruta: Atenas-Aliartos

  1. Hola Xabi!! Ya estás en marcha y veo que a tope de fuerzas.
    Muchísimo ánimo, debes saber que desde este lado te queremos, te apoyamos y seguimos vorazmente tus noticias y tus crónicas.

    La postura de los países europeos respecto a los refugiados (no sé por qué los llamamos así si no tienen ni refugio) es vergonzosa, y tu labor es crucial para visibilizar la situación y para recaudar fondos para quienes están allá dando el callo.

    ¡Un gran abrazo! 😀

    Me gusta

    1. Gracias Yami. Cuantos más visibilicemos mejor. Espero que este proyecto llegue a muchas casas y sirva para concienciar. Y a ver si la gente colabora, que esas ongs, no tienen otra financiación que la de la gente de la calle.

      Un besote

      Me gusta

  2. ¡Mucho ánimo Xabi!!

    Seguiré con detalle tu viaje, la labor de visibilización que estás haciendo es muy importante. Ojala tus pedaladas lleguen a todos los medios y hagan eco en muchas cabezas.

    Un abrazo!

    Me gusta

  3. Hola, Xavi. Me llamo Marta y soy de Pamplona. Colaboro con varias ONGs económicamente porque por trabajo no me puedo trasladar hasta Grecia ayudar.
    Quería decirte que eres una persona valiente y comprometida, y una lección para todos los que miran desde la pasividad, justificándose con decir que ellos no pueden hacer nada, que solo pueden hacer los políticos.

    Pero tú eres el ejemplo de que a los gobiernos hay que exigirles, y presionar para prioricen los derechos humanos por encima de cualquier otra circunstancia.

    Un abrazo!

    Me gusta

    1. Muchas gracias Marta. Coincido contigo que hay que quejarse a los gobiernos y por desgracia somos las personas de la calle las que tenemos que movilizarnos. Estoy conociendo a mucha gente en este viaje y su implicación. Hay muchos y que hacen mucho más que yo y con menos repercusión.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s