SABINE WALLIT

Sabien

Sabine tiene 13 años. Viaja sola con su prima pequeña de 11. Comenzaré la sección de historias con Sabine, porque ayer me la encontré de nuevo por Atenas y es el ejemplo de una historia que se repite demasiado en esta situación. Niños que por la desesperación de sus padres son enviados en solitario con el sueño europeo. El problema está en dos cosas, una el trafico de niños para explotación sexual, laboral o de órganos. Y el otro problema, es que algunos niños no tienen ese insitinto de supervivencia necesario para buscar el mejor camino. Este me temo que será el de Sabine.

De padres divorciados. Estaba estudiando pero la guerra se llevó el colegio de un bombazo y debido a un contacto nulo con su familia decidió escaparse con su prima pequeña. Se expresa poco, pero me hace ver que no entiende la guerra. Tiene una hermano en Alemania. Es muy callada y con ayuda de otra chica que me traduce empiezo a entrevistarle, pero en plena entrevista los policías locales les obligan a ir a Souda. Postpongo la entrevista hasta un momento en el que estén más tranquilas, pero eso ya no llega, así que os cuento lo que he visto. De momento una niña con la mirada apagada.

Ella y su prima han llegado en una barca con 53 personas a puerto, 22 son niños. Se les ve solas. En ese momento la atención de la gente es un caos, muchos niños necesitan que se les cambie de ropa y hay pocos voluntarios. Todos los días los tienen horas esperando para llevarlos a Vial, y justo ese día, en el que necesitan mucha ayuda para atender a tanto niño y mujer y sin acabar de cambiarlos, los llevan andando a Souda. Por el camino nadie ayuda a la niña con su gran mochila, hasta que un refugiado se da cuenta y se ofrece. En ningún momento nadie se ha interesado por ellas dos.

Al llegar a registro, primero se pasa a las familias y de repente un hombre que no ha aparecido ni se ha preocupado por ellas,  dice ser su primo y que viene con ellas desde el principio. A nadie nos cuadra, pero no podemos separarles, como mucho denunciarlo. A partir de ahí en vez de ser enviada a Atenas como unas niñas sin tutores, se quedan con ese chico, que a escondidas prepara las respuestas y que por lo que sea les ha convencido para que se queden con él. No puedo hacer una afirmación rotunda, pero casi seguro que ni es su primo ni ha viajado con ellas. Así es como de repente desaparecen niños. No sé en cuanto tiempo, pero en Grecia han desaparecido ¡10.000!

A la tarde al regresar, en la gran carpa donde les tienen de manera provisional, él duerme en el suelo y ellas lloran abrazadas. Me siento impotente por no poder hacer nada, no saber su idioma para poder sacarles la verdad y ayudarles. A los días, me cuelo en el campo de Vial, ellas siguen con él y nunca se sabe, quizá esté cuidando de ellas. Pero he oído tantas historias…

La vida da oportunidades y como conté en el resumen de mi primer día en Atenas, me las encontré por la calle, caminando solas. No pude evitar gritar su nombre y alegrarme. Ya no estaban con el supuesto primo, con lo que el tiempo nos dio la razón y aquel tipo no era trigo limpio. Ya están en Atenas, han dado un paso más hacia conseguir el asilo. Son vulnerables, pero lo peor es que su mala cabeza las hace aún más. Les decimos que tiene que regresar al hotel, estar a resguardo y tratar de agilizar los trámites. Primero, no se imaginan que son foco de ser secuestradas por traficantes, segundo ni saben ni parece que nadie les haya explicado que tienen una puerta abierta a Europa por ser niñas solitarias. Tercero, si realemente tiene un hermano en Alemania, ¿Por qué después de dos meses aún no hay señales de vida de él? Cuarto, cómo puede ser que al llegar al hotel los encargados de esas niñas, ni sepan ni se preocupen por ellas. Y quinto, sin salir de ese hotel, se han vuelto a escapar porque en ese hotel se aburren. A veces el destino es cruel e injusto, pero es verdad que hay personas que tienen un don para escoger el peor camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s